Un PROYECTO escrito a dos manos

 

¿Cómo es el aquí y el ahora de tu relación de pareja?, ¿Es como imaginabas?, seguramente no…,pero, ¿lo imaginabas? ¿Dedicasteis tú y tu pareja un tiempo a imaginar?  No me refiero a fantasías superficiales, hablo más bien del mapa de vuestra isla, un territorio por explorar y descubrir. Dibujar caminos, moldear montañas, colorear paisajes…, en definitiva, dar forma a vuestro lugar particular en el mundo, ese en el que sólo estáis vosotros dos.

Sí…, pueden venir invitados durante un tiempo, pero están de paso. Aunque cambien el paisaje, aunque ocupen los lugares más importantes. Vendrán, anidarán y se irán en busca de su propio lugar en el mundo.

Pero volvamos a ese lugar que es sólo vuestro, tal vez ninguno dedicó tiempo a pensar cómo quería que fuera, por las prisas, porque hubo que atender otras cosas o simplemente porque a nadie se le ocurrió.

En este post os invito a parar y pensar cómo queréis que sea vuestra relación de pareja, ya da igual como lo soñabais, tampoco importa demasiado como sea ahora, sólo importa lo que vosotros queráis.

Un PROYECTO para parejas reales

 

Una relación de pareja sin proyecto es como un barco a merced de las olas del mar, sin timón, ni dirección, siempre sometido a las exigencias de la vida y sin capacidad de maniobra para cambiar el rumbo.

Construir un proyecto vital para vuestra relación os dará la posibilidad de vivir la vida que queréis vivir sin dejaros engullir por la vorágine del mundo. Una vida en la que no seáis actores secundarios, si no protagonistas, plenamente conscientes de lo que sois y de hacia dónde vais.

Ese proyecto os dará también un referente al que mirar juntos, una tabla a la que agarrarse en momentos de crisis, un lugar al que volver cuando os desviéis del destino.

No creáis que llegáis tarde para comenzar a tejer este PROYECTO. Cualquiera que sea el momento que estáis viviendo ahora mismo en vuestra relación es el mejor para buscar un espacio que sea sólo vuestro y comenzar a hilar ideas.

Como sabéis me gusta hablar para parejas reales con vidas reales, por eso quiero ser muy práctica. Algunos temas del PROYECTO son comunes, imprescindibles en cualquier relación, otros serán sólo vuestros, porque forman parte de vuestra identidad como pareja y de vuestra historia particular.

¿Qué debe contener un buen PROYECTO?

 

Voy a tratar brevemente estos temas comunes :

 

  • Identidad familiar : Se trata de definir qué estilo de familia queréis formar. Cuál es vuestro sello particular, ese que impregnará de personalidad todo lo que hagáis. ¿No lo tenéis claro?, os propongo un ejercicio. Tenéis que diseñar vuestro escudo heráldico, con 3 imágenes que os definan. Tal vez un león, porque sois luchadores, o un águila porque lo trascendental es importante, un corazón porque queréis ser acogedores con los demás o una espada para luchar por vuestras ideas. Se trata de reflejar aquellos valores por los que os sintáis comúnmente atraídos.

Definir vuestra identidad como pareja, como familia, es el núcleo duro alrededor del cual iremos integrando los demás aspectos.

 

  • Relación con la familia política : sí, aunque vuestras familias sean muy respetuosas y no se prevea ningún conflicto, es necesario acordar cómo las vamos a integrar en nuestra vida, ¿las veremos todas las semanas? ¿Cada quince días? Unos amigos, por ejemplo, llegaron al acuerdo de que cada uno sería el que gestionara con sus propios padres las negativas, asumiendo plenamente la responsabilidad.

 

  • La gestión de la economía : en este área se producen no pocos conflictos como consecuencia del estilo que había en las familias de origen, algunos dicen :”en mi casa no se miraba mucho el gasto, si alguien deseaba algo y había dinero se compraba” y otros “ mis padres pensaban cada gasto y sólo se gastaba cuando era totalmente necesario”. Bueno pues es el momento de definir vuestro propio criterio, a lo mejor no estáis tan lejos el uno del otro y simplemente necesitáis haceros de contrapunto. Complementarse en este tema está muy bien  pero hay que acordar unas líneas comunes.

 

  • Lo que no se ve : lo que no se ve es lo que trasciende, lo espiritual, no es simplemente cuestión de creencias, es dar respuesta juntos a los grandes Porqués. El sentido de la vida, lo que hay después de la muerte, ¿practicaremos alguna religión? ¿Qué transmitiremos sobre esto a nuestros hijos?. Lo trascendental os puede parecer poco práctico, pero en momentos de crisis, cuando todo se viene abajo, a veces, es lo único que sigue en pie.

 

  • Relación con los demás : no me refiero únicamente a la vida social, que también, es más amplio, incluye amigos de los de verdad, compañeros, vecinos, personas con las que os cruzais en la vida y sentís que podéis aportarles algo. Aquí se fragua ese talante solidario del que hablé en mi post de hijos solidarios.

 

  • Vida profesional : ¿Cómo os gustaría enfocar el desarrollo profesional de cada uno? Evidentemente nadie sabe las oportunidades o dificultades que se van a presentar, se trata de definir qué y cuánto espacio va a ocupar en la familia, ¿le vamos a dar prioridad máxima? ¿Por encima de qué cosas?

 

  • Hijos : De nuevo es imposible saber de antemano si podremos tener hijos, ni cuántos. Pero ¿nos gustaría tener hijos? ¿Una familia grande?, ¿Nos planteamos tener niños en acogimiento?

 

  • OcIo: Es de los primeros aspectos que conocemos del otro, porque uno no va diciendo por ahi que quiere tener 3 hijos y un perro, pero sí damos a conocer enseguida nuestras aficiones y qué hacemos en el tiempo libre.

 

Como veis son preguntas muy abiertas, que nos ofrecen un cauce, sin forzar una canalización en particular.

 

Mi experiencia

 

Os puedo contar que mi marido y yo comenzamos de recién casados a elaborar nuestro PROYECTO, ahora miro las cosas que escribimos y me invade la ternura al pensar en la pareja tan ingenua que éramos. Por otro lado no pocas veces hemos acudido para recordarnos el sentido de algunas situaciones que nos tocaba vivir. Con los años hemos añadido ideas a las que hemos llegado después de caer y volver a levantarnos una y mil veces. 11 años después se ha convertido en la identidad y narrativa de nuestra particular historia.

 

Cada uno de los aspectos que forman el PROYECTO constituyen pilares a trabajar en la familia, en este blog iremos tratándolos todos.

 

Y ¿vosotros?, ¿Tenéis vuestro propio PROYECTO? ¿Os parece importante tener uno? ¿Qué aspectos os parece que generan mayor conflicto en las parejas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.